Malaga, 28 Años

Primavera 2015

No podía empezar de otra manera este testimonio que agradeciendo la oportunidad que me han dado de vivir esta experiencia: gracias a la asociación ALBLAMOVING y a cada uno de sus miembros por el trabajo que hacen.

Ir a África era uno de mis sueños desde hace tiempo, pero siempre, por una cosa u otra, nunca acaba de decidirme, hasta que por casualidad, conocí esta asociación y el trabajo que hacen. Me decidí y he pasado dos meses maravillosos en Bobo-Dioulasso.

La experiencia ha sido inolvidable: por las mañanas y desde bien tempranito, estaba en una asociación (Dispensaire Trottoir) que trabaja con niños huérfanos y/o con situaciones difíciles. Estar rodeada de niños no es fácil, tienen mucha energía y es difícil seguirles el ritmo, pero al mismo tiempo, me han contagiado esa energía y esa alegría que sólo ellos tienen: me han hecho disfrutar cada minuto, con sus preguntas curiosas y sus infinitas ganas de aprender, con sus juegos un poquito “salvajes” y su generosidad sin límites. Por las tardes he trabajado en dos asociaciones de mujeres (Climat d´or y Saramaya Lolo), enseñándolas a escribir y leer en francés. De ellas sólo puedo destacar la fuerza que trasmiten y la motivación y ganas de aprender que tienen, son verdaderamente admirables, mujeres que mueven el mundo.

Lo que más me ha sorprendido de mi paso por Burkina es la generosidad y acogida de la gente; es increíble como estando tan lejos y en un país tan diferente al tuyo, te hacen sentir como en casa. Es sorprendente ver como personas tan humildes están siempre dispuestas a ofrecerte lo mejor que tienen.Han sido dos meses vividos intensamente, que han estado llenos de colores, sabores, olores abrazos, sonrisas, miradas, historias, risas, anécdotas… y sobretodo mucho cariño.

Gracias una vez más a ALBAMOVING y a todas las personas que han hecho que ésta haya sido una experiencia tan bonita para mí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *